14 feb. 2005

Grandes confusiones de la Historia

Fidel Castro salió por las calles gritando "Amo la Revuelta". El pueblo, embravecido, lo siguió, armado de fusiles y piedras. Fidel aceptó resignado su papel de cabecilla y prolongó su gobierno hasta estos días.

No hay comentarios.: