11 oct. 2005

Mi experiencia con la Matrix

Cuando éramos chicos, en mi barrio cagábamos a piedrazos a esos pulpos mecánicos voladores. Yo pude agenciarme una tuerca que se desprendió producto del impacto de un bien apuntado cascote. Luego la vendí en una feria nerd y pude comprarme mi primer corbata, pero eso... es otra historia.

1 comentario:

el gueibor dijo...

Yo me bajé los ringtones del móvil por uno de los tomas de la columna vertebral, pero mi plan de tirarme pedos musicales falló.