9 ene. 2006

Historia de mis desventuras amorosas

Una vez una chica dijo que se moría por mí. Por suerte aún tengo mi licencia.
Otra me dijo que era muy lindo. Estaba mirando fotos mías de cuando tenía seis meses.
También hubo el caso de la que accedió a a tener sexo conmigo. De todas formas, le pagué con un 100 falso... aunque me cobró 150. Muy injusto: me facturó como si hubiese sido argentina y con dientes.
Mi mayor éxito fue cuando levanté una mina en la playa. La boluda no se corrió cuando le toqué bocina. De todas formas, aproveché su pérdida de conocimiento para tocarle una teta. Ésta se hallaba como a dos metros, pero de todas formas estaba casi entera.

1 comentario:

Da Hui dijo...

jajajaja y conn dientes!!!