8 jun. 2006

Desilusión

Como todo niño, solía mandarle cartas a Papá Noel. Hasta que se me acabó el mazo.

11 comentarios:

Damien dijo...

Yo les dejaba los zapatos a los Reyes Magos hasta que me los robaron. En lo personal, sospecho de Baltazar.

Anónimo dijo...

Maia said...

Claro, cuando se te acaba el mazo es que ya sos grande para eso de la Navidad.

numaleon dijo...

Eso demuestra que la esperanza es finita. Sobre todo si se la mira de canto.

Vito dijo...

Nunca lo había pensado de esa manera...

CALANDRINO dijo...

Yo no mandé carta, pagué por ver...

Anónimo dijo...

La tribuna pide un nuevo video de Dschinghis Khan!!

marcos dijo...

yo empecé a dudar de los reyes cuando me dejaon una nota que para la próxima querían cerveza y maní en vez de agua y pasto

http://www.lacasadelmandril.blogspot.com

Gittana dijo...

Y te cagaron cuando te dejaron el ancho.

CarlosM dijo...

yo inicié los trámites de divorcio, cuando señalándome, mi mujer le dijo a mis hijas: "...Papá? No él..."

DrGEN dijo...

Dejé de creer en esas cosas cuando al pasar la comunión, la "sangre de Cristo" en vez de ser A+ era Cabernet Suavignon...

Saludos, DrGEN

"El Mundo como yo lo veo"
http://doctorgen.blogspot.com

yi dijo...

a los 52 años, el ultimo regalo! (con las de truco, las de poker, 74)

Que comentarios inteligentes que se pueden hacer aca!