30 ene. 2007

Puro marketing

En una arriesgada maniobra publicitaria, Budweiser le habría ofrecido a Saddam Hussein una cerveza luego de la ejecución, para ver si pasaba.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

errrr... what?

Anónimo dijo...

Y... pasó?

Hang Ten dijo...

¿La ejecución fue filmada con un CTI al ritmo de "Te clavo la sombrilla"?

Colgate dijo...

Qué macana... Cada vez que quiero poner algo de Saddam, se me cuelga....

Sapo dijo...

... Si, y asi fue como salve la navidad... che... Saddam?? me estas escuchando? puff... estas re colgado...

Anónimo dijo...

No me sorprenderia que fuera una historia real.

- La semana proxima un cientifico provisto de una lupa y un hisopo, nos va a mostrar el contenido del cerebro de un gerente de marketing.
- Epa, yo soy gerente de marketing!
- Lo siento, voy a tratar de hablr más lento!

Saludos

Anónimo dijo...

la horca es el peor instrumento de cuerda. Liberen a Willy

Damien dijo...

Jejeje, humor negro y anacrónico. Realmente eres el Sarrio de Sarrios.

El Guz dijo...

Dicen que la rechazó por el tema de los conservantes, o conservadores, o algo así.

RaviolMan dijo...

Resulta que no era solo su regimenel que pendía de un hilo, ahora él tambien.