19 mar. 2011

Por la igualdad

La conmovedora historia de Carlos, la motoneta que nació con cuerpo de hombre.
Busca que reconozcan sus derechos a estacionarse y ser feliz tomando nafta, pero la justicia hace caso omiso. Otro ejemplo del pensamiento reaccionario.
Sus palabras: "desde chiquito me sentí diferente... cuando los otros chicos jugaban al fútbol yo prefería salir corriendo y hacer 'rrrrr'. Después crecí y me enfrenté a mis padres diciéndoles 'esto que ven, no soy yo... yo me siento toda una motoneta'. Fue muy duro".
La próxima semana estaremos organizando una marcha del orgullo ciclomotor, para todas las cilindradas.